Entrevista a Patricia Aballay, Profesora de Yoga en la Argentina

Mujer de 32 años con intenso amor por el yoga, ha contado con reconocidos maestros en su camino, por ejemplo el argentino Pablo Pirilo y la muy experta Saraswathi, hija de Sri Pattabhi Jois (actualmente Patricia está allí con ella). Patricia lleva  doce años en este sendero, es una influencia muy positiva para  latinoamérica y la comunidad yogi de habla hispana en general. Sin duda  su blog Conciencia Yoga que ya cuenta con  miles de visitas ha sido un maravilloso aporte, allí se puede encontrar muchísima información valiosa y auténtica. Material de estudio muy preciado para cualquier estudiante donde se incluye técnicas de asana, pranayama, mudra, meditación, filosofía  y mucho más.

Vrschikasana Patricia Aballay
Patricia en Vrschikasana II, postura del escorpión

Pregunta: ¿Cómo y porqué has empezado a enseñar yoga?

Respuesta: Comencé dando clases particulares primero y con grupos pequeños. Hace tres años pude abrir mi propio estudio en Buenos Aires, estoy muy contenta porque deseaba que la gente pudiera venir a practicar todos los días; como la práctica de Ashtanga Vinyasa es de constancia pues darle a la gente esta posibilidad. Fue difícil llegar a esto pero ahí vamos.

P/: ¿Cuál fue tu primer acercamiento al Yoga?

R/: Por mi hermano Julio, hace 12 años fue el que me comentó sobre el Yoga y me dijo que debía probar Ashtanga Vinyasa, me llevó por primera vez. Siempre he realizado actividad física, a parte de practicar deporte también hacía acrobacia que me ayudó a fortalecer mucho, pero también por la acrobacia empecé a sentir dolores en la espalda, contracturas. En esa primera sesión de Yoga sentí que el hecho de conectar el movimiento a la respiración era algo que nunca había probado, me dí cuenta que la práctica me ponía en otro lugar, eso me atrajo primeramente, disfrutar de esa conexión con el cuerpo y con la respiración, olvidarlo todo y entregarme al Yoga.

 

P/: Habla un poco de tu blog, de Conciencia Yoga blogspot, pienso que en latinoamérica estamos en deuda contigo por ese buen trabajo.

R/: Estaba comenzando con los estudios de la filosofía del Yoga junto a mis estudiantes;  había mucha información, me encanta leer, empecé a obtener libros y hacer una biblioteca además de investigar por aparte; y sentía que toda esa información, mucha de ella en inglés, era necesario que estuviera  para la gente, que se necesita ese complemento de la filosofía, sobre todo de conectarse con la fuente, por ejemplo los Vedas, los textos antiguos y también libros de Krishnamacarya, de Pattabhi Jois, etc.; entonces lo que me parecía interesante en mi propio proceso de estudio lo iba subiendo.  Ahora quiero ir transformando el blog y seguir subiendo también ideas mías cuando siento que tengo algo para decir.  Y continúo, si leo algo que me interesa o que veo apropiado para la práctica pues lo copio y lo pongo en el blog [cuando está en inglés Patricia hace traducciones muy acertadas al español].

bhujapidasana patricia
Patricia en bhujapidasana, postura de la primera serie en Ashtanga Vinyasa Yoga

P/: Tu práctica personal es de Ashtanga Vinyasa, la cual es muy exigente físicamente y trae muy buenos resultados en todo aspecto, ¿cómo mantenerse y llevar la práctica de Ashtanga Vinyasa de forma apropiada, sin desviarse y  sin quedarse sólo en lo físico?

R/: Si la práctica de asana se hace día a día se vuelve muy interna, para mí todo debe suceder naturalmente. No se puede forzar una persona a que haga la práctica todos los días o a que la haga más interna, hay gente que sólo quiere tomar lo externo, la parte física, en mi opinión como profesora la mayoría de la gente llega sólo por la parte física. Aunque en la práctica de Ashtanga Vinyasa se hace la misma sencuencia día a día hay que disfrutarla e indagar en las energías sutiles que están cambiando adentro de nuestro ser. Mi consejo es que las personas vayan comprometiéndose poco a poco, gradualmente, eso va generando el cambio. La vida moderna absorve mucho tiempo en ciudades como Buenos Aires pero siempre hay lugar para practicar, así sea saludos al sol y después sentarse a respirar lentamente. Si alguien dice que no tiene 15 minutos por día para su bienestar físico y mental entonces debe ver en qué cosas realmente innecesarias se está ocupando, y debe suprimir actividades poco productivas en su vida para dedicar un poco de tiempo a la práctica. La práctica te hace consciente para hacer cambios muy positivos, por ejemplo, si elegís bien lo que vas a comer entonces eso también es Yoga. Indagar cómo son las relaciones con los demás y estudiar nuestros pensamientos, eso también es Yoga.

P/: Desde tu experiencia de todos estos años practicando Ashtanga Vinyasa Yoga, ¿qué consejos para las mujeres?

R/: Primero decir que tanto para hombres como mujeres es necesario que la práctica sea muy consciente, con mucho cuidado y amor, aunque lleves muchos años cada día tenés que cuidar tu cuerpo como si fuera la primera vez que hacés la postura. Debes escuchar tu cuerpo día a día, cada vez que hacés una postura el cuerpo te envía mensajes, esos mensajes te dicen si estás practicando con libertad o haciendo movimientos forzados que te pueden lesionar. Si respetás las señales  nunca te vas a lesionar.

A las mujeres nos pasa que en los días del ciclo menstrual nos ponemos muy sensibles, se recomienda descansar de la práctica de Ashtanga Vinyasa Yoga porque el cuerpo no está dispuesto para hacer una actividad tan fuerte como esta en esos momentos. Sin embargo hay algunas posturas que incluso alivian los dolores, por ejemplo hacer baddha konasana o paschimottanasana pero sin la secuencia de vinyasas ni saltos, simplemente sentarse un rato en las posturas, mantener una respiración muy lenta, eso a mi me ayuda. Pienso que como mujeres debemos evitar la práctica intensa de Ashtanga Vinyasa en los días del ciclo  pero sí podemos hacer posturas terapéuticas, también nos podemos sentar a meditar, o a cantar mantras. De esa manera adaptamos la práctica.

Si las mujeres pasan por un embarazo entonces se debe dejar de practicar los tres primero meses y eso para alguien que está dedicado al ashtanga vinyasa de una  manera comprometida puede ser una situación difícil, no tengo hijos, pero si quedara embarazada y tuviera que parar 3 meses sería duro; entonces en ese momento viene una práctica muy profunda que es el desapego, tenés que desapegarte  para dar amor a tu hijo y eso también es  Yoga, todo lo que hagas con una visión profunda es Yoga.

Enseñando parada de manos
Enseñando parada de manos

P/: Una pregunta técnica, tu ejecución de asanas es muy buena en todos los aspectos, pero hablando específicamente de parada de  manos (he visto que haces parada en una mano por ejemplo) y hablando de extensiones de columna, ¿Qué consejos darías para mejorar en estos grupos de posturas?

R/: Handstanding, parada de manos en realidad lo practico por aparte con un profesor, lo hago porque trabajo bastante el equilibrio, la concentración, la minuciosidad en cada detalle, hay que estar muy atento a cada cosa por pequeña que parezca. En realidad no es parte de mi rutina de yoga asana. Aconsejo primero que todo la conciencia y tratar de estirar el cuerpo, el cuerpo se proyecta y se estira hasta el infinito, que de las puntas de los dedos de los pies siga estirándose una línea hasta el infinito, de esa manera el cuerpo pesa mucho menos; también es importante que todo  trabaje al mismo tiempo, si dejo una pierna floja eso me hará sentir más pesada y me hará perder estabilidad. Trabajar con todo el cuerpo y ser consciente del centro de equilibro, es decir la cadera junto con el abdomen, si logro tener conciencia de mi centro de equilibrio y puedo plantarlo en una línea arriba de mis hombros sin que se mueva eso va a darme más estabilidad. Con las manos hay que empujar el piso, sentir el peso bien distribuido en toda la palma de la mano y presionar todo el tiempo.

En cuanto al backbend o extensión de columna, en todas esas posturas hay que tratar de alargar la columna. La gente piensa que  tiene que doblar la columna, pero no, hay que alargar y alargar la columna y después doblarla, si uno alarga la columna primero entonces se crea espacio, de esa manera se protegen los nervios quec salen de allí. No habrá dolores después.

P/: ¿Qué te ha parecido especial, mágico, de tus experiencias en India?

R/: La espiritualidad aquí es cotidiana, es muy sincera, la gente va a los templo, entrega las oraciones a sus dioses, uno va caminando por las calles y te cruzás un templo tras otro y se escuchan cantos, oraciones de fondo; entonces eso hace que la espiritualidad se sienta de una manera más natural. Occidente está tan volcado al materialismo que a veces al hablar de espiritualidad la gente mira para otro lado o mira mal y acá lo que tiene de mágico India es que es natural la espiritualidad. Y se siente como la presencia de Dios, Dios está en todos lados pero siento que la casa de Dios está acá. Aunque Dios esté en todo el universo la dirección de donde le querés escribir a Dios está acá en la India. Eso tiene de mágico.

También estar practicando en el Shala donde enseñaba Pattabhi Jois es mágico, se siente la energía, los lugares se van cargando con el tiempo; además visité Tiruvannamalai y  la cueva donde estuvo Ramana Maharshi y ahí fue donde más sentí la presencia de maestros meditando durante años. Allí te sientas un minuto en silencio y sentís que estás meditando, allí la mente se vuelve introspectiva naturalmente.

P/: ¿Qué le dirías a las personas que desean comenzar con yoga o que han empezado hace poco a practicar?

R/: Le diría que disfrute la práctica, porque hoy en día la gente se toma las cosas como un trabajo impuesto, por ejemplo, no importa si llegaste porque el yoga te lo recomendó el médico, o si necesitás moverte porque te duele el cuerpo o si es porque querés tener una práctica espiritual y conectarte con tu energía más sutil, no importa por qué camino has llegado pero lo importante es no tomarlo como un trabajo, como una obligación, sino como una actividad que se va a disfrutar. Porque si no lo disfrutás no vas a durar. Y después que tengan paciencia. Al comienzo notás cambios rápidos pero después la práctica parece estancarse, hay que permitir que la práactica siga produciendo sus efectos; hay algo sucediendo en lo más profundo.

P/: ¿Cómo ves el futuro del Ashtanga Vinyasa Yoga y del Yoga en general en Argentina?

R/: Lo veo muy bien, una comunidad grande y cada vez más gente interesada. A veces me dicen que el yoga es para gente que no tiene que trabajar tanto o  que tiene dinero, y lo que veo es que en Argentina cada vez hay más grupos, más comunidades. El Yoga está súper abierto, se da en los parques, hay clases gratis por todos lados, hay clases en los centros de jubilados, hay clases en las villas, etc.; entonces me encanta porque no es que sólo algunos pueden acceder al Yoga sino que es algo para todo el mundo: pobres, ricos, viejos, jóvenes, personas con o sin enfermedades, y así. Lo que veo es que cada vez más gente puede acceder en Argentina y veo un muy buen futuro. Además los profesores también estamos contando con la posibilidad de  venir a la India para seguir formándonos, bueno, tanto aquí como viajar a otros países y estudiar con buenos profesores y maestros.

Patricia Saraswathi
Patricia junto a la Maestra Saraswathi, hija de Sri K. Pattabhi Jois

P/: ¿Cómo ha sido el proceso con tus maestros, y cómo es ahora  con Saraswathi?

R/: Saraswathi es mi primera maestra mujer, antes tuve una profesora pero fue poquito tiempo con ella. Lo que tiene Sarawathi es una energía muy maternal, es como una gran  madre para los que estamos ahí practicando, estricta por un lado, porque si considera que debes parar en alguna postura te para hasta que la puedas hacer y no te deja seguir. Y a veces cuando te dice las cosas lo hace de una manera muy seria y se para firme ante la gente, me parece bueno que sea así porque en ocasiones las personas no entienden la práctica y no quieren respetar las indicaciones del maestro, entonces el maestro tiene que ser un poco estricto en ese sentido. Ella te puede hablar de una manera estricta pero por otro lado  termina de entregar el mensaje y te sonríe, y cuando te sonríe le brillan los ojos y te das cuenta que está llena de amor. Yo percibo eso por lo menos, que tiene mucho amor por sus alumnos y cuando dice que pares en una postura es porque te está cuidando para que no te lastimes. Por otra parte no tuve la posibilidad de conocer a Sri Pattabhi Jois pero acá todos dicen que Saraswathi es lo más parecido a la forma de enseñar que tenía su padre, eso también me gusta. Ademas ella tiene una muy buena lectura de los cuerpos, por ejemplo a mí apenas me conocía y en un backbend me llevó a lo máximo, era la primera vez que yo practicaba con ella. Vió mi cuerpo una vez y ya sabía lo que podía hacer; de la misma manera es con todos. Entonces la experiencia. Lleva 40 años enseñando.

Además tengo mucho aprecio por mi maestro Pablo Pirilo en Argentina, el básicamente es el que me enseñó las series de Ashtanga Vinyasa, por lo menos la segunda y la tercera. Y le tengo mucho aprecio porque es  un porfesor muy humilde, para mí Pablo representa la humildad y esa es una de las cualidades que más me interesa trabajar también.

Aquí terminamos la entrevista. Al final hablamos otro tanto a cerca del Yoga en Latinoamérica y de la necesidad de seguir invitando grandes profesores para no tener que siempre viajar a Europa o Estados Unidos a poder compartir con ellos. “Es que vienen, sí, pero muy pocos”, dijo.

Namasté.

Patricia enseña Ashtanga Vinyasa estilo Mysore en Buenos Aires Argentina. Además ofrece otros cursos y talleres de Yoga.

Para contactar con Patricia:

Web: www.ashtangayogabsas.com (página de su escuela en Argentina)

Blog: http://yogaconciencia.blogspot.com.co/

Facebook: Patricia Aballay (Ashtanga Yoga Shala)     Instagram: @ashtangapatricia

 

Entrevista con Pedro Moreno, Profesor de Yoga en Brasil

Pedro es una persona muy sincera de 40 años, empezó a practicar cuando tenía 20, vive con su esposa y su hija menor. Posee numerosos estudiantes que se inspiran en su práctica de Asana estilo Mysore así como la práctica de Meditación. Pedro es  profesional en danzas (urbanas, brasileras,etc.)  pero en un punto decidió entregar su vida por completo al Yoga. Su pasión, más allá de su habilidad para la enseñanza Pedro habla mucho de la importancia de mantener una práctica personal para sí mismo y compartir eso (tuve la oportunidad de entrar a una de sus clases en Sao Paulo y verlo como maestro es maravilloso, exigente pero también da espacio para trabajar). Me dijo: “Al principio me enfocaba mucho en enseñar lo que yo quería que los estudiantes hicieran, pero en su momento cambié eso por enseñar lo que ellos pueden y lo que necesitan, noté un cambio muy positivo, más gente empezó a llegar a mis clases.”

Status - fotos de Pedro professor de Yoga - FOTOS: ROGÉRIO CASSIMIRO
Pedro en “utplutihi” ,de la secuencia final ashtangi

Pregunta:  ¿Cómo es tu vida en Brasil?

Respuesta: Mi vida es la de una persona que tiene que trabajar como cualquier otra. Sólo que en mi caso ayudo a las personas a desenvolverse en la práctica de Yoga. Salgo temprano para laborar y regreso tarde a casa.

P: ¿Cómo llegaste al Yoga, qué te motivó a empezar?

R/. A los 19 años me profesionalicé como danzarín, desde los 14 hasta los 20 estudié, trabajé mucho con la danza pero en ese punto estaba con lesiones, fui invitado a la casa de un hombre que enseñaba Ashtanga Vinyasa, esos días aquí en Sao Paulo  enseñaban este estilo sólo el y una mujer, el primer día que tomé contacto con Yoga hice hasta navasana en Ashtanga Vinyasa, clase guiada. Es que yo tenía preparación física, tenía fuerza. Ese primer día la práctica me gustó, desde entonces no paré de practicar. La practica me ayuda a mantenerme en el centro. En ese camino abandoné danza por voluntad propia para dedicarme por completo al Yoga.

P: ¿Cómo es tu experiencia enseñando, cómo iniciaste?

R/: Nunca pensé que sería Instructor de Yoga, los primeros 5 años fueron exclusivamente para mi. Sentía que tenía muchas dificultades, nunca me ponía a ver a los lados la práctica de las personas al rededor mío. Después de un tiempo mi profesor tenía un gran grupo de estudiantes, daba muchas clases, entonces me dijo: “Pedro, usted puede dar clases”, le dije al maestro que no me sentía preparado, que sólo practicaba para mí; pero él me dijo que tranquilo, que lo que tenía de Yoga dentro de mi ya podía ser compartido, “pero no enseñes nada de lo que no estés seguro en ti mismo”, dijo. Y fue así que comencé. Estuve reemplazando a mi profesor en algunas clases durante un año. Después fui a Holanda para trabajar como danzarín acróbata pero mantuve allí mi práctica yogi muy intensa durante un año y ocho meses, en ese momento segunda serie de Ashtanga Vinyasa (Nadhi Sodhana), en verdad sentí la purificación energética y del sistema nervioso con la disciplina. Cuando volví ya sólo quería practicar yoga, meditar, nada más. Decidí dejar la danza como profesión y dedicarme al camino que el Yoga propone. A los 28 años me dediqué por completo a esta disciplina. Con mi cuerpo y mi mente en orden, ya sin lesiones, y sin ninguna crisis, nada de eso.

Pedro Moreno enseñando
Pedro enseñando, compartiendo práctica

P: ¿Cómo eres con tus estudiantes, en qué basas tus relaciones con ellos al enseñar yoga?

R/: Entregar mi experiencia, no tanto pensar en dar, porque siento que lo mío ya está dentro de mí. Entonces es hacer ver al estudiante desde mi experiencia como su cuerpo puede aprender a practicar asanas de una manera correcta, sin lesionarse. Siempre hablo de la importancia de tener espacio dentro del cuerpo, la necesidad de tener conciencia y trabajar en comunión con la intención, cada acto con intención y modular ésta. Es una directriz buena hasta el día de hoy.

P: Sé que tienes muchos estudiantes, ¿cómo es tu influencia en la vida de ellos?

R/: Siento que en un principio era algo egóico como profesor, me preocuba más sólo por mi, tenía una práctica fuerte de Asana (tercera serie de Ashtanga) y también meditación, pero no lo comprendía bien; yo daba a mis estudiantes lo que quería que ellos hicieran, obviamente también enseñaba a respirar, a trabajar en la estabilidad interior. Pero después entendí que no era lo que yo quería, se trata más de lo que ellos pueden y en lo que yo puedo ayudarles para que sean íntegros en el camino y descubrir por ellos mismos. Cuando desistí de querer “enseñar” y pasé a compartir todo empezó a ir mejor. Entonces es que la gente mantenga el equilibrio, siempre me he preocupado por decir a las personas que ellas hacen yoga para vivir felices, pero no es que puedan vivir felices sólo si practican las asanas. Hay personas que después de practicar conmigo durante algún tiempo ahora son aptas para enseñar.

P: ¿Cómo ayudas a las personas con lesiones dentro de la práctica de Ashtanga Vinyasa?

R/: Pregunto a las personas antes de empezar a practicar conmigo a cerca de su estado de salud, de si tienen lesiones; llegan muchas personas con lesiones, incluso instructores, a veces lesiones de la práctica de yoga, a veces de la vida, entonces lo primero que hago es dar ejercicios respiratorios, prestar atención a la respiración,  después una práctica de saludos al sol bien básica, sin exigir demasiado, que se trabaje desde la conciencia, con mucho cuidado. Aquí recibo personas con hernias, con presión alta, cáncer, etc.. Entonces dependiendo de la persona a veces puedo pasar hasta seis meses desenvolviendo un vinyasa modificado,  fluido, con respiración controlada y lograr que la persona se sienta muchísimo mejor, que logre avanzar física e interiormente. Todo muy de acuerdo a las necesidades individuales.

DSC_0161
Durante su visita a Colombia. en la hermosa Varsana Jardines Ecológicos.  Izquierda Maestro Jani (Gokulacandra),  Maestro Pedro a la derecha y en el centro un estudiante que vino con él desde Brasil, Mauricio.

P: ¿Qué consejo puedes dar a las personas que están empezando a practicar o que quieren empezar a practicar yoga?

R/: Practicar con sinceridad, que puedan dejar aflorar sus propias cualidades, que nunca acrediten algo ciegamente. Que no den su poder personal a otras personas, que también ellos tienen el maestro interior (sé que es un poco controvertido este consejo, perdón). Es importante que el proceso sea natural,  desde que empecé he podido mantenerme como soy, es evitar que la práctica lleve la persona a vestir máscaras por simple moda.

 

P: ¿Qué espacio ocupa la meditación en tu práctica y en tu enseñanza?

R/: Yogas chitta vrtti nirodah, el objetivo de los asanas es posibilitar la concentración necesaria para meditar. El Yoga está en la meditación y para conseguir llegar a ella se usa la práctica de asanas. El cuerpo no podrá desempeñar un papel tan potente en toda la vida pero la mente se puede tornar cada vez más potente a lo largo de la vida. Entonces al yoga se llega a través de la meditación y no a través de dedicarse exclusivamente a la práctica de asanas. La meditación es lo principal, es lo más importante para mi.

P: ¿Algún momento especial que recuerdes en una de tus prácticas de yoga como estudiante?.

R/: Iba para un retiro, estaba triste, desanimado y hasta enfermo (con fiebre y gripa), recuerdo que mi profesor hablaba de la importancia de adoptar una buena postura para la meditación. Cuando llegué en la mañana me pregunté: “estoy quebrado, triste, desanimado, ¿porqué vine acá?”; y me senté. Entonces mi profesor vino al lado, me habló al oído muy bien. Después de 7 años descubrí que encontré la postura corecta para sentarme, que para sentarme correcto en realidad en mi caso necesitaba menos fuerza, menos rajas, menos intención, fue algo que me marcó muchísimo. Después de ese día mejoró mi práctica de la meditación.

Pedro Moreno, Kapotásana ajuste
Raja Kapotasana, un ajuste de su pequeña hija

P: ¿Cómo llevas el estilo de vida yogi en relación con tu familia?

R/: Procuro traer  calma y estilo de vida saludable a la casa, aquietar la increíble velocidad con que las cosas acontecen hoy. Hacer un poco de pintura, jugar, paseos. Procuro cultivar que las personas  en el hogar se mantengan sinceras y originales en sus intenciones. Aceptar los gustos y preferencias.

P: ¿Cómo el yoga puede ayudar a la sociedad brasilera?

R/: La sociedad brasilera necesita claridad intelectual. El yoga da esto y  posibilita mejorar el estado de las emociones y de la salud en general. Mas en brasil tenemos muchas cosas para desenvolver, el yoga puede resultar algo lujoso para la mayoría de las personas por cuestión económica y de vida, no tienen acceso. Creo que el ayurveda sería más útil en Brasil, y el yoga también retiraría  las dificultades y las miserias que las personas viven, no hablo sólo de algo material, hay miserias emocionales que las personas sufren. El yoga ayudaría mucho a que las personas observen y tengan mejor criterio para saber lo que necesitan. Por ejemplo comer mejor y dormir mejor, no un celular de 5.000 reales. Entonces el yoga ayudaría también la juventud, el futuro de Brasil.

P: ¿Cómo ves el Yoga en el Brasil en este momento?

R/: Lo veo con muchos jóvenes interesados en aprender yoga como instrumento de interiorización. En las grandes metrópolis como aquí Sao Paulo la vida es acelerada, atropellada. Lo primero que notan los jóvenes que empiezan a practicar conmigo por ejemplo son cambios en la calidad del sueño, momentos de paz, los beneficios de la respiración consciente. Todos los jóvenes con que puedo hablar y que están en la escena del yoga aquí en Sao Paulo u otras ciudades de Brasil sienten los beneficos del Yoga. En este Kali Yuga eso es un buen comienzo.

Después de la entrevista conversamos un poco más con Pedro. Me parece un gran yogi y amigo, como siempre muy feliz de compartir con personas como él que llevan bastante tiempo en este hermoso camino. Pedro dicta clases y Talleres en Sao Paulo.

Facebook: Pedro Moreno Teixeira          Instagram: @Pedr0m0ren0    (ceros, no “o”).

 

 

 

 

Entrevista a Germán Garro, Profesor de Yoga en Argentina

“La familia, los hijos, te hacen crecer, yo digo que son como un acelerador de partículas”…Dedicado seriamente al Yoga por más de dos décadas, hombre de familia con 3 hijos ya formados, Germán es un excelente referente como practicante y maestro, personas como él son toda una inspiración para la comunidad yogi latina y mundial; me dijo: “Y no solamente a la sociedad argentina, a cualquier sociedad le sirve practicar Yoga, especialmente la filosofía: no robar, no mentir, etc., es muy necesario…”. Comenzó su vida en el  Yoga desde muy joven, y a través del estudio de las lecciones de Paramahamsa Yogananda,   hizo un curso técnico de Yoga en la Universidad del Salvador para capacitarse y enseñar esta ciencia, aunque se considera siempre un aprendiz es una persona con mucho tiempo de estudio y dedicación a este arte y estilo de Vida. Enseña Vinyasa y Ashtanga Vinyasa Yoga en el Bolsón Argentina. También dicta cursos y talleres a nivel internacional. Tiene un lindo proyecto junto a su esposa e hija, el Centro de Yoga Anahata. Germán incluye en sus clases muchas técnicas, entre ellas Asana, Pranayama, Kirtan y meditación.

Urdhva paschimottanasana
Urdhva Paschimottanasana, Germán Garro

Pregunta:  ¿Cómo empezaste el camino del Yoga?

Respuesta:  Desde chico era un poco retraído, incluso parecía un poco autista (hasta me llevaron al psicólogo); luego comprendí que era algo más natural en mí. Yo podía hacer preguntas poco usuales, una vez a mi madre se le cayó un plato, este se rompió y le pregunté si entonces el plato se había muerto, cosas así.

Más grande tuve un compañero de estudio, un genio, conocí el libro de Theos Bernard, el de Hatha Yoga, trataba de practicar, también  Autobiografía de un Yogi me marcó…Recuerdo que mi primer acercamiento al Bagavad Gita fue cuando unos chicos me lo vendieron, pedían aporte voluntario, yo tenía poco dinero, al abrir el libro y empezar a leer me dí cuenta que es un conocimiento que vale millones.

P. ¿Cómo es la relación con tu familia dentro de tu estilo de vida yogi?

R/. En la relación con mi familia no trato de imponer, con mi esposa que también sigue este camino hemos dado libertad a nuestros hijos para elegir, por ejemplo ellos se han hecho vegetarianos por decisión, pero no por imposición.

Otra experiencia fue cuando al principio trataba de meditar, a veces me molestaba que los chicos llegaban a estar encima, a jugar, sin embargo un día en una de mis experiencias buscando paz, los chicos llegaron, yo seguí el ejercicio y me salió un llanto natural, había una tristeza especial en mi. Desde ese día mis hijos no me molestaron dentro de ese espacio, es como que se dieron cuenta que era un momento que yo necesitaba.

La familia, los hijos te hacen crecer, yo digo que son como un acelerador de partículas, te ayudan a evolucionar.

Germán Tittibhasana
Maestro Germán, su esposa Mónica Vazquez y su hija Julieta

P. Germán, hay un informe a cerca de los beneficios de la primera serie de Ashtanga Vinyasa Yoga escrito por ti, personalmente me inspiró en mis inicios de la práctica cuando me lo pasaron, y pienso que también a muchas personas. ¿Cómo fue esto, porqué te decidiste hacerlo?

R/. Este trabajo de los beneficios de la primera serie del Ashtanga fue inspirado porque me gusta, se me da la investigación, entonces quise profundizar y saber más de los beneficios de las posturas, de cómo pueden ayudar a la gente, quise ir más allá y hacer algo más amplio, e hice todo un esfuerzo de compilar lo expresado por grandes maestros  con respecto a esas posturas.  También mi experiencia personal.

P. Momento especial de tu vida donde te hayas apegado más a la práctica del Yoga y a sus herramientas ¿?

R/. Cuando tenía 2 hijos, era justo el último día del año, ya había leído la autobiografía de un Yogi, de Paramahansa Yogananda, aquella vez estaba con mi esposa, ella me regaló este libro de nuevo, lo abrí antes de ir a cenar para ver qué tenía para decirme, allí leí “morirás pronto”, me tomé muy en serio esto, fue todo un año muy enriquecedor, practiqué y viví cada instante con base a esa enseñanza, en realidad si fue un renacer. Me hice muy consciente de que en realidad uno puede morir a cualquier instante. El mensaje me llegó y lo tomé.

P. Anécdota de una transformación que hayas visto en un(a) estudiante

R/. Una vez que fui a dar una clase en otro lugar, el ambiente era un poco desordenado en aquel sitio, a veces pasa. Siempre acostumbro hacer limpieza energética y hablar de algún tema. Aquella vez hablé mucho de la muerte y del proceso de soltar, de aceptar cuando un ser querido se va; allí había una mujer que tenía un  asunto muy profundo con la separación de un ser querido, una hija, lloró mucho. Empezó a practicar conmigo.  A ella la tocó, ella viene al Yoga porque es como un bálsamo para su vida. Independientemente de las posturas ella disfruta la práctica y le sirve. Eso me gusta, ayudar, que la práctica sea un bálsamo para la vida de las personas.

En efecto hay muchos ejemplos como este y otros.

P. Consejo para las personas que están empezando con la práctica o que quieran empezar

R/. A las personas que están iniciando les recomiendo que busquen la práctica que mejor se ajuste a ellos, por ejemplo para alguien con lesiones puede ser frustrante una práctica de Ashtanga Vinyasa, o para alguien joven y dinámico puede ser aburrida una práctica muy suave. Mi consejo es que tengan en cuenta que existen muchas formas de Yoga, y de practicarlo. Y que yoga no solamente es  asana. También recomiendo que dejen obrar al yoga, que la gente se acerque sin prejuicios y vea qué tiene el yoga para ellos.

14118080334_6d5a968e4b_k
Germán demostrando y enseñando en un congreso de Yoga, un profesor con mucho talento

 

P. Germán, como alguien experimentado en este camino, ¿qué consejo le das a las personas que están empezando a enseñar, a compartir la práctica o que quieren empezar hacerlo?

R/. A quienes están empezando a enseñar, que se formen bien, que practiquen mucho, y que sean coherentes, el que quiera eseñar asana debe practicar y debe estudiar el tema. Si alguien se propone enseñar filosofía pues que estudie los textos y practique meditación. No me parece correcto empezar a enseñar sin buenas bases, cursos cortos no te hacen necesariamente profesor, debe haber una buena base de experiencia personal. La experiencia es muy importante.

Incluso los tropiezos enseñan, cuando alguien se ha caído 40 veces para aprender sirsasana tiene mucho para enseñar. Los tropiezos son positivos en ese sentido.

P. Experiencia mística de tu viaje a la India, ¿qué quieres contar?

R/. La visita a la cueva del sabio Vasistha, fue muy especial. Después de estar un poco confundidos con mi hija para encontrar el sitio llegamos. Yo sentí un silencio muy íntimo, era un silencio que experimenté como un regalo de aquél lugar, un regalo de las prácticas de meditación que se habrían llevado a cabo allí.  Nunca antes percibí el silencio de esta forma, algo muy profundo, mágico, espiritual. Después de salir con mi hija permanecimos sin hablar por largo tiempo, después de un rato ambos conicidimos en lo maravilloso del silencio en aquél lugar.

P. Maestros que te inspiran, maestro Germán

Germánn Santina
Germán y su hija Julieta a los lados, la maestra Santina al centro. Santina es una experimentada y reconocida profesora de Ashtanga Vinyasa Yoga

R/. Sí,  hay muchos maestros que me inspiran y me han inspirado, a parte de grandes sabios y yogis de La antigüedad, o de maestros reconocidos como Rama Krishna y Paramahansa Yogananda,  ahorita comparto con la maestra Santina que me parece muy especial. Ella ha tenido una experiencia de vida intensa y fuerte. Me gusta como enseña, muy buena.

Hasta aquí la entrevista que terminó con un gracias y namasté, me siento feliz de haber  conversado con este yogi. Para saber más de Germán puedes ver su blog: http://anahataelbolsonyoga.blogspot.com.co. 

En facebook: German Garro

 

 

Entrevista a Carlos Mosqueira, profesor de Yoga en México

Carlos Mosqueira, Padre de familia,  ingeniero Civil  de 46 años de edad.

Instructor de Yoga en Nogales, Sonora-México. Un  hombre muy inspirador y lleno de amor por esta ciencia; con más de 10 años en esta disciplina ha tenido la fortuna de participar en talleres y cursos con los más renombrados Maestros del Ashtanga Vinyasa y de otros estilos de Yoga. Me dice: “…y fíjate que no cuento el tiempo, es muy relativo, para mis maestros que llevan 40 años yo llevo poco, para una persona que lleva apenas un año, yo llevo bastante, para alguien que empezó hace una semana el de un año lleva mucho, y así…Pienso que nací con esto, por ejemplo de niño ya hacía posturas, y además desde joven ya era consciente de una alimentación más saludable”.

IMG-20170426-WA0027[1]
Carlos en su rol maestro, asistiendo a una estudiante en urdhva mukha paschimottanasana
  1. ¿Cómo Conociste el Yoga?

R/. Por Rodney Yee, el maestro oriental, lo pude ver personalmente en Ciudad de México, antes lo veía sólo por televisión cuando yo era pequeño. Él se sigue manteniendo muy joven. Se quedó la espinita desde entonces. Yo pienso que uno nace con el Yoga. Por ejemplo de niño ya hacía posturas, pies detrás de la cabeza y todo eso. El tema de la alimentación también ya estaba ahí.

2. He visto que eres muy comprometido, estudias y participas con muchos maestros y profesores reconocidos del mundo del ashtanga y el yoga en general (Tim Miller, David Garrigues, David Swenson, Kino, el mismo Sharat, etc.) ¿Alguna anécdota para contar entre tus experiencias con ellos?

R/. Sí  he podido compartir con mis maestros, trato de seguir yendo con ellos, a Tim Miller por ejemplo lo he visto unas 5 veces. “Ahí viene Carlos”,  dice cuando me ve. Me gusta que son muy humildes, a pesar de que mucha gente los admira puedes tomar con ellos un té, un chai, compartir una buena comida, inspiran mucho. Son personas que te reconocen rapidito después de haberte conocido.

Experiencias como David Swenson enseñando a mis hijos a pararse de manos, todo muy familiar.

Otra con  Doug Swenson el hermano de David: una vez vi cuando él se presentó a recepción y  dijo “señorita vengo para el taller de yoga”, la chica del registro le preguntó: “ah, te vas a inscribir”, y el replicó muy tranquilo, “no, es que soy el profesor”. Es una persona muy accesible, sencillo en su forma de vestir y en todo; un verdadero yogi, como debe ser.

IMG-20170426-WA0013[1]
Junto a Doug Swenson uno de sus primeros Maestros
IMG-20170426-WA0016[1]
Con Tim Miller, leyenda viviente del Ashtanga Vinyasa en Occidente
  1. ¿Qué te ha motivado para compartir, para enseñar el yoga?

R/. Especialmente me motivó el hecho de que vivo en una comunidad rural, de provincia. Viendo falta de paz, de tranquilidad en las personas y la posibilidad de ayudar a sanar, ya que el yoga es algo mágico. Aquí hay mucho alcohol, demasiado consumo de carne y otros problemas, entonces uno puede contribuir y hacer algo, un granito de arena por esta comunidad.

  1. ¿Qué asana te ha representado un gran desafío como practicante y qué te ha revelado en tu proceso personal?

R/.  Kapotasana, sigo batallando con ella, en Ashtanga me retiré de serie 2, en algún momento tuve la fortuna de terminarla. Kapotasana me caso con ella y me divorcio con ella. Trato de trabajar en ella, por ejemplo en un mes voy a ver a Sharat. Tengo permiso de mis maestros para practicar serie 2 pero  prefiero practicar serie 1. La serie 2 la puedo terminar pero es más fuerte y  la respeto . Pienso que Kapotasana me ha enseñado a ser humilde.

12930955_220579468302445_625797114_n.jpg[1]
Carlos y la carismática, disciplinada y popular Kino Mc gregor . Una gran Yogi
  1. ¿Dentro de tu experiencia qué es para ti la meditación y la paz interior?

R/. Siento que hay mucho trabajo previo a simplemente ofrecer a la gente cursos cortos de meditación. Primero hay que limpiar el cuerpo, poder tener una postura adecuada, en esto ayuda trabajar  con asanas. A veces se me hace un poco contradictorio cuando la gente quiere hacer meditación sin trabajar aspectos internos. Trato de llegar a esa parte con los procesos del yoga, con los códigos éticos y la disciplina interna, también la práctica de asana que para mi es una meditación en movimiento. Personalmente  la parte espiritual también ha venido llegando, yo era un Ingeniero Civil bien apegado a la ciencia, cuando escuchaba algo como los chakras yo me reía de eso. Pero ahorita gracias a la práctica personal comprendo más, y todo  lo que le digo a la gente es porque lo he podido experimentar.

  1. ¿Qué piensas que el yoga le aporta a la sociedad mexicana?

R/. Para la gente somos los diferentes, hacemos cosas extrañas, comemos cosas raras, mucha gente nos considera loquitos,  pienso que el yoga llega a la gente en cierta edad, el que va a conocer el yoga ya viene para esto. A veces me dicen “empecé a practicar muy tarde”, pero sabemos que uno empieza a practicar cuando tiene que empezar. Eso enseño también. Para la sociedad mexicana obviamente es un impacto positivo, creemos firmemente que  si toda la gente hiciera yoga el mundo fuera otro. Muy distinto a todo lo que vemos.

  1. ¿Con toda la fama que ha venido ganando el yoga últimamente, tu como profesor y  practicante, qué piensas del futuro del yoga en latinoamérica?

R/. Veo que el yoga se ha ido difundiendo y seguirá igual. La verdad ojalá que creciera más. También a veces se ve algunos llamados estudios de yoga llenos, pero las escuelas/estudios de yoga tradicional con poca gente. Eso en ocasiones me preocupa un poco. Que no se pierda el yoga, por ejemplo que el instructor no vaya a  decir: “voy empezar a dar cerveza en mis clases para ver si las lleno”.

IMG-20170426-WA0031[1]
Carlos al fondo, Clase llena (y no ofreció cerveza para lograrlo)
  1. ¿Qué consejo le das tu a las personas que están empezando o que quieran empezar en la práctica, en el camino del yoga?

R/. La verdad el consejo que les doy es no mirar tanto fotos de las redes sociales y ponerse a practicar. A veces la gente se desespera porque no puede hacer una postura. El yoga es un camino muy bonito, muy largo a veces, hay que tomarlo con la mayor seriedad posible. Practicar con disciplina.  Sabemos que yoga es más que la hora u hora y media que uno está sobre el tapete. El yoga es 24 horas, aunque el portal sean las asanas. También recomiendo practicar códigos éticos y de disciplina según la filosofía del yoga; yamas y niyamas.

Carlos enseña en su espacio Hanuman Yoga Shala. Ofrece clases, talleres y cursus de formación. Encuéntralo para compartir yoga en Nogales Sonora u otro lugar:

Facebook: Carlos Yoga Mosqueira

Instagram: @carlosmosqueira

 

 

 

 VIRABHADRASANA,  GUERRERO  I, II Y III;  ALGUNAS CONNOTACIONES DE SU PRÁCTICA

Un esfuerzo por explicar estas posturas pero en su aspecto interior, más energético, más transformador. Como siempre escribo de acuerdo a lo que he aprendido con mis maestros, lecturas autorizadas y mi experiencia personal. Lo expuesto aquí es una parte, cada asana es un universo.

Antes de empezar exhortación a la diplomacia, cualidad indispensable de los guerreros, y exorcismo de fanatismos: no juzgar ni tratar de imponer a otros nuestra forma de ejecutar estas asanas, que pueden tener algunas ligeras variaciones/diferencias de acuerdo a cada escuela  y Maestro en particular.

El heroismo, el poder, la determinación, la destreza, el valor en la batalla, la generosidad y el liderazgo son las cualidades naturales de trabajo que tienen los Ksatriyas [los guerreros]    Bagavad Gita 18. 43

Tres variantes más comunes conocemos de esta postura, exigencias diferentes en cada una y progresión gradual física, mental e  interior, incluso espiritual si abrimos la mente y el corazón para entenderlo así.

El primer guerrero nos enseña la importancia de pararse firme, mantenernos fuertes, estables y determinados. Esto es fundamental en todos los guerreros, es el órden –las bases son los pies y piernas-.   También enseña la necesidad de ver hacia arriba , agradecer y entender que este conocimiento del Yoga es algo muy elevado que nos ha llegado como un regalo divino. En realidad  el yogi ve la Divinidad en todo. Por eso los brazos elevados hacia el cielo y las manos preferiblemente en pronam mudra, por eso la mirada hacia lo alto. Es conectar lo terrenal con lo sutil, es entender que vivimos en el mundo pero no sólo depende de nosotros. Hay que desarrollar valor unido a la confianza en la Voluntad Suprema.

Guerrero I I Yengar
Virabhadrasana I, Maestro BKS I Yengar. Maravillosa ejecución

El segundo guerrero es un esfuerzo por equilibrar diferentes energías del pasado, el presente y nuestra visión del futuro. Es común escuchar aquello de “vivir en el eterno ahora”, pero es innegable que el ahora depende en gran medida de nuestra herencia familiar, social, cultural y de lo que hasta el presente hemos hecho con todo esto -karma-, además siempre estaremos condicionados por algunos de estos factores;  aquí  se ve representado por la pierna apoyada atrás y por el brazo que también queda atrás, qué tan fuertes son nuestros principios, qué tanto prestamos atención a no lamentarnos de lo que hemos hecho sin por eso ser indolentes e ignorantes de nuestra herencia y tradiciones.

El tronco que representa el presente debe estar lo más alineado posible, en el centro, atento, sin vivir atrás (en el pasado) y sin cargarse hacia adelante viendo hacia el futuro  sin conciencia y consideración.  Esto puede ser una interesante meditación para no descuidar las bases, no ignorar de dónde venimos, y para  no cerrarnos (la cadera, el pecho y los hombros no deben cerrarse en esta postura);  También para evitar el peligro de perder el entusiasmo y la fe en la práctica: si tenemos afán, si queremos correr tanto a nivel físico como mental y no aceptamos el pasado y presente  entonces nos lesionaremos por pretender más de lo que podemos, y además encontraremos que no estamos tan avanzados a nivel interior como pensábamos. No sólo porque el estado de yoga no dependa exclusivamente de la ejecución de asanas, sino porque probablemente no dedicamos tiempo ni esfuerzo a las demás prácticas indispensables de esta disciplina del yoga para conservar el equilibrio y el proceso natural de transformación y evolución personal.

El cuello y la cabeza libres  mirando en proyección al porvenir (a la mano del brazo adelante). La pierna y el brazo de adelante representa el futuro, pisar firme adelante es crear planes viables y a diferentes plazos de tiempo. No ideas vagas. Evitar que colapse la rodilla flexionada y la cadera en ese lado también tiene que ver con esto y con “lo que estamos invirtiendo” con miras al futuro, en términos de tiempo y energía. El brazo de adelante tampoco puede estar demasiado elevado, subvalorarse es el peor de los errores pero la soberbia también,  sobrevalorar las cosas y sobrevalorar nuestras capacidades conduce a dificultades. Hay que ser humildes.

 

Sharath Virabhadrasana 2
Virabhadrasana II, Maestro Sharat Jois, en Ashtanga vinyasa se admite la rodilla flexionada  un poco más adelante. Lo importante es no dejarla colapsar

 

Aspecto técnico: no todo es lo que parece, el trabajo serio en esta asana es indispensable, sirve de llave para otras mucho más complicadas. Si analizamos el guerrero dos vemos que es más exigente que el primero, y que hacerlo correctamente es un desafío inmenso. Basta con percatarse en  términos generales, por ejemplo lo que implica llegar a alinear los dos lados de la cadera adecuadamente;  se requiere años de dsiciplina consciente, o si no una herencia genética  muy generosa  que ya permita libertad en esta área del cuerpo para llegar  hacerlo.  Enfaticemos de nuevo en que aún alineando muy bien las partes físicas, el yoga debe permitirnos llegar al balance  interno, no enfocarnos solamente en lo físico; siempre recordar esto.

Profundizando en el simbolismo de Virabhadrasana, el guerrero tres es la culminación de los dos anteriores, se puede entender como la suma de lo ya mencionado para lanzarse con determinación hacia adelante, en equilibrio natural con el pasado y presente. Hay entendimiento de que se recibe de una fuente superior, hay conocimiento del ser y su función como servidor en vez de explotador. “El yogi es el bienqueriente de todos”.  Se ha realizado una síntesis que permite ser más independiente (el equilibrio es en un sólo pie); aceptamos que este mundo es para luchar por ser mejores cada día, sin importar cuántos días más nos queden, porque lo importante es nunca dejar de aprender y buscar la felicidad interior. Si uno se cae, se levanta como un guerrero. Nuestra base es una pierna, la otra nos  mantiene en equilibrio y nos impulsa generosamente. La energía creadora descansa en el centro de todo para usarla en proyectos beneficiosos y no con fines puramente egoístas. Nuestro corazón, cabeza, brazos y manos son los medios que nos pueden llevar al mejor estado posible, a la realización personal, ellos están al frente. El guerrero tres nos debe conducir a ser más independientes y valientes pero también más confiados en la mano amiga, en el poder del Amor Universal y del Creador.

Dharma Mittra Guerrero III
Maestro Dharma Mittra, “La Roca del Yoga”; Virabhadrasana III

 

Pablo Maha

 

Yoga Abhyasa no es workout

No hay cómo negar los beneficios para la salud en general que provee una práctica correcta de Yoga Asanas: el cuerpo se fortalece, se tonifica, se flexibiliza, aumenta su resitencia, y se curan también (e incluso en periodos muy breves) enfermedades que se pensaba serían una carga para el resto de la vida. Esto por sólo mencionar algunos resultados.

DSC_0015
Maestro Krishnamacarya enseñando Trikonasana a una estudiante, la forma no es la esencia

El Yoga más que moda es un arte, una completa ciencia para el buen vivir. Además de lo mencionado en el párrafo anterior no se puede llamar yoga a una simple práctica de acondicionamiento físico, por muy buena que sea, esto se ha vuelto una moda en algunos casos por la gran cantidad de adeptos que el yoga ha venido ganando. Entonces se mezclan técnicas a diestra y siniestra más la palabra ‘prana’ o ‘atma’ y  se habla de yoga abhyasa… Y no se podría decir que eso esté mal siempre y cuando el objetivo sea ayudar a las personas, pero….Las técnicas del Yoga que se ocupan más del aspecto físico (o al menos más directamente) son Asana Yoga , las posturas;  Anna yoga, o el yoga de la alimentación; y en un principio la respiración profunda, controlada y consciente, algo previo a la ciencia del Pranayama. En realidad la parte más importante del yoga se ocupa del equilibrio mental, del despertar espiritual, del desarrollo del ser interior y el rendirse a la Voluntad Suprema, a Dios.

Bagavad Gita 6.47: “Y de todos los yogīs, aquel que tiene una gran fe y que siempre se refugia en Mí, piensa en Mí y Me presta un amoroso servicio trascendental, es el que está más íntimamente unido a Mí por medio del yoga, y es el más elevado de todos. Ésa es Mi opinión.” Le dice Sri Krishna a Arjuna.

Ahora nos estamos ocupando  de esclarecer lo relacionado a las técnicas psico-físicas.

Pero entonces, ¿cómo diferenciar asana yoga de  técnicas de entrenamiento corporal?   ¿qué hace especialmente diferente al yoga?

Y aunque “entre gustos no hay disgustos”, independientemente del estilo de yoga que se practique resulta necesario mencionar algunas pautas básicas, humildemente lo expongo aquí con base a lo  aprendido de mis maestros:

-La respiración en Asana Yoga es todo el tiempo por la nariz, se usa la boca sólo en situaciones   especiales. La respiración es más importante que la ejecución de posturas, debe ser consciente y controlada, cuando el practicante se cansa y pierde el control de la respiración es el momento para hacer una pausa.

-Las posturas deben ser una ofrenda, un espacio de meditación, el objetivo es disfrutar la práctica en sí: “practica que todo llegará”.

-Siempre se presta atención al componente energético, asana yoga jamás se concibe como puro ejercicio físico.

-Importantísimo es privilegiar el sentido común, si no puedo respirar, si me duele, entonces no voy más allá para evitar lesiones, al contrario, me devuelvo un poco.

-La repetición varias veces de un movimiento/postura no es regla, es más, es una excepción (ej: saludo al sol, el vinyasa); en yoga se trabaja la permanencia en la postura, ver Yoga Sutra de Patañjali 2.46. , la definición de Asana. No se puede negar que en algunas escuelas se usa “fases dinámicas en las asanas” pero aún así la técnica difiere del ‘workout’ u otra clase de acondicionamiento físico occidental; no estoy diciendo que una sea correcta y la otra no; estoy tratando de exponer el Yoga.

Uttanasana pathabi jois
Uttanasana, Maestro Patthabi Jois, gran trabajo aplicando bandhas (cierres energéticos)

DSC_0020[1]

Maestro BKS I Yengar, adho mukha vrksasana, clásica parada de manos yogi.

-En Yoga es más importante el uso de los bandhas o cierres energéticos practicados correctamente, que el “alineamiento” bajo la visión occiddental. Una espalda curvada conscientemente en una postura de flexión hacia delante, por ejemplo, es más saludable que la pretensión de alargarla más y más, aunque “estéticamente” parezca lo contrario, o aunque algunos “expertos” así lo afirmen…esto es una cosa que obsesiona más otras técnicas que al yoga tradicional en sí. Para el Yogi es más importante el dominio de las energías psico-físicas y en este punto los bandhas son una herramienta exclusiva del Yoga. Importante: todo el cuerpo se mantiene proporcionalmente fuerte y equilibrado porque existen familias de posturas que tienen sus objetivos particulares y trabajan las distintas partes del cuerpo.

urdvha mukha svanasana jalandhara bandha acentuado
Del Yoga Makaranda de Sri Krishnamacarya: Urdhva mukha svanasana, cierre de la garganta acentuado

– Con respecto al punto anterior, la ejecución de un asana también será modificable dependiendo de la historia personal del estudiante y sus necesidades, así tal vez, para algunos sí sea absolutamente necesario alargar la esapalda al máximo en una postura como paschimottanasana o prasarita padottanasana. Pero no es la regla para todos. Esto lo deciden el profesor y el estudiante conjuntamente para mejorar los resultados.

– En Yoga se reconoce la importancia de la fortaleza y el equilibrio corporal, incluyendo  una espalda fuerte y con las curvaturas naturales de la columna vertebral, requisito indispensable para mantener durante largos periodos una postura de meditación; sin embargo no hay límite para las posibilidades en la práctica de asanas, lo importante es equilibrar la práctica. Para el Yogi no es saludable enfocarse más en extensiones de columna, aperturas de cadera, o etc.,  que en otros grupos de posiciones, a menos que su maestro aconseje esto porque lo vea necesario en algún caso particular.

pranayama patthabi Jois
Sri K. Patthabi Jois enseñando la ciencia del pranayama

-La práctica de Yoga no necesita “complementarse” con algún otro entrenamiento, ya que es una disciplina completa en sí misma, hablar de complementar la práctica de Yoga es como hablar de complementar la alimentación  para un bebé de 2 meses de nacido, aparte de la leche materna en condiciones naturales él no necesita nada más. Incluso si la persona tiene lesiones o alguna condición especial, se puede hacer modificaciones para su práctica 100% yógicas y sin apelar a técnicas prestadas de otras disciplinas; aunque claro, no es un problema hacer esto último si alguien quiere, pero repito, no es indispensable.

-En el mundo actual y las condiciones actuales está muy bien compartir, inspirarse y explorar nuevas formas de hacer las cosas, realizar otro tipo de entrenamiento simplemente por gusto o por algún “deseo” de aprender algo nuevo, después de todo debemos llevar nuestro proceso naturalmente. El problema es cuando se pierde la noción de la esencia y se pretende crear nuevos parámetros desconociendo y desautorizando a los maestros del pasado.

Yuval handstand
Maestro del “hand balance” Yuval Ayalon,  recientemente varios yogis muy reconocidos  (Kino Mc Gregor, Mark Robberds, etc.), aprenden de él  técnicas de parada de manos; es más un compartir saludable, humilde e inspirador que algo indispensable en la práctica de yoga abhyasa como tal. Me agrada que personas como Mark Robberds lo dejan en claro, lo hacen notar y al mismo tiempo reconocen el gran trabajo de adeptos a otras disciplinas como Yuval.

-Yoga Abhyasa requiere un compromiso serio y disciplina que no se limita únicamente a la ejecución de asanas y técnicas de respiración y/o pranayama, el yoga va más allá de todo esto.

-No hay nada de malo en la práctica de de acondicionamiento o fortalecimiento físico,  hay muchas técnicas excelentes y admirables incluso, pero no se puede llamar Yoga a cualquier cosa.

Para terminar cada escuela y linaje de Yoga posee algunos parámetros particulares que están muy bien y que son completamente respetables, lo que no se puede hacer es tratar de imponer a otros una forma particular de concebir la práctica de Yoga. Cada quién puede explorar sus gustos y dedicarse de a cuerdo a su nivel de comprensión. Eso sí, si vas a una escuela  determinada es porque tú quisiste ir (por libre albedrio), y desde luego deberás obedecer las instrucciones que allí se imparten, hay un método establecido; si no te parece, sé más humilde, si definitivamente no es  capricho sino que no te llena el corazón, búscate otra. Lo importante es el Amor y Libertad.

DSC_0089
Compartiendo con Maha Yogi Gokulacandra, siempre explorando nuevas posibilidades en la ciencia de Yoga Asana

Pablo Maha

Sobre el Ashtanga vinyasa y las asanas

“Practica que todo llegará”.  Una de las más sabias frases, o tal vez la más sublime en el ámbito del Ashtanga vinyasa Yoga. No hay mejor sensación que la de practicar y sentir ese paz en savasana después de una sesión completa, después de hacer las posturas hasta donde uno sabe y puede… y se siente una gratificación que es pura y noble.

DSC_0054
Marichyasana C, vinyasas 7 y 12. Postura de  la primera serie de Ashtanga Vinyasa Yoga

Las preguntas van surgiendo y las oportunidades para mejorar surgen por todos lados, especialmente si se presta atención a cómo estamos realizando las posturas: la cuestión es saber entrar, saber adoptar cada postura y sentir vibrar cada diminuta parte del cuerpo durante la permanencia. Esto se debe aprender de un profesor cualificado y con paciencia: ¡qué mayor bendición puede traer la adecuada  práctica de asanas si no es consciencia total!

Ciertamente alguien puede juzgar que tal cosa es útil, y que otra es inútil, pero  los resultados son la elocuencia de los hechos, o mejor dicho de los hábitos. Cuando el Ashtanga se hace un hábito en la vida y nos preocupamos por cultivarlo honradamente  y disfrutarlo, entonces todo llega.

Escuchar comentarios en contra de la práctica yóguica de   asanas y  despreciarlo como algo superfluo, es sin duda un error…Utilizar las asanas como herramienta mercantilista  y/o “pro-ego”,  evadiendo otras prácticas que deben acompañar forzosamente las asanas también es un error: o la practica debe hacernos cada vez más conscientes o estaremos simplemente adoptando “poses”, en el sentido peyorativo de la palabra;  como quien pase toda su vida cantando mantras y siendo vegetariano pero no desarrolle más allá su sensibilidad…

Todo a su tiempo, el camino es largo, pero sigamos ocupando saludablemente el tiempo en la práctica de asanas, y disfrutando de este sublime alimento para el cuerpo y el espíritu.

Pablo Maha